¡Suscríbete! RSS / email

ETIMOLOGÍA ABSURDA.

Preparando futuras conversaciones de borrachines que se hacen los que están sobrios y pueden hablar de temas interesantes y cultos, obteniendo pobres resultados, continúo con el tema lingüístico (aparte del nota-kun y a mí ¿A alguien más le interesan estas chorradas?).
Hoy voy a hablar de etimología. Como sabeis, la etimología es la ciencia que estudia el origen y la transformación de las palabras. La mayoría de nuestras palabras proceden del latín, ya que todo nuestro idioma proviene de él. Muchas otras palabras como las científicas tienen raiz griega. Por otro lado están las palabras de origen extranjero que se introducen en el idioma, sobre todo anglicismos (A mí me hacen mucha gracia los falsos anglicismos como puenting; el origen de la palabra guay es también muy interesante, ya que proviene de white "blanco", siendo lo blanco mejor a lo negro. Por tanto tiene una etimología racista). Otra raíz es la de el nombre del inventor o creador (El tío que se inventó los preservativos se llamaba J. Condom), o la de la imaginación del que crea un objeto o de la fábrica que lo produce (Tirita es el nombre de una empresa. Si os fijáis en las cajas, en realidad se llaman apósitos adhesivos). También hay palabras que proceden de personajes históricos, leyendas, hechos, libros o películas (la rebeca; prenda de vestir, se llama así porque en la película de Hitchkock "Rebecca" la protagonista utiliza mucho este tipo de ropa).
Además de todos estos, hay una serie de palabras que tienen lo que yo llamaría, una etimología absurda. Como por ejemplo las siguientes palabras:
- Bigote: Esta palabra es relativemente reciente, del siglo XIX. Antes el bigote se decía mostacho, palabra latina que también utilizan franceses e ingleses. La aparición de esta palabra es de lo más absurdo, ya que es un falso germanismo. En el siglo XIX los alemanes que venían a España solían tener grandes bigotes rematados en espiral (era la moda de la época), y tenían la manía de atusarse la punta con los dedos cada cierto tiempo. Los alemanes, cuando se sorprendían o exclamaban decían "por dios" mientras que hacían el gesto antes citado de rematar la punta del bigote. Por dios en alemán se dice "Bi gott". Los españoles empezaron a creer que a lo que se referían era al bigote, ya que se lo tocaban tanto y aquí viene lo más inexplicable, empezaron a utilizar la palabra en lugar de mostacho.
- Merdellón: Esta palabra no es conocida en toda España. Es una palabra del sur. Viene del francés, de la expresión "Merds de gents", que fonéticamente es muy parecida a la que utilizamos, y que significa literalmente "Mierda de gente".
- Craso: A mí me parece una palabra graciosa. Siempre va unida a error o fallo (craso error) y ambas designan un error, tremendo, enorme, imperdonable o catastrófico (fijaros en los telediarios, lo dicen a menudo). Pues resulta que viene de un tío, Craso, un romano que fue una figura histórica importante ya que formó triunvirato junto a Julio César y Pompeyo el grande antes de que la república romana se convirtiera en un imperio. Pues resulta que este tío era riquísimo, posiblemente el más rico del mundo aquellos días, un Bill Gates vamos, que estaba muy metido en el mundo político. Para afianzar su puesto de poder se fue a la guerra como Julio César y Pompeyo (cada uno por un lado; Una a la galia, otro a darle de tortas a todos los piratas que inundaban el Mediterráneo y otro pa matar germanos), para conseguir victoria, territori, esclavos y sobre todo poder. Pues resulta que murió en la guerra. Y ahí está el fallo, el craso error. ¿Para qué quiere un tío tan rico que lo podría tener todo irse a la guerra? Pa que lo maten. Si es que hay que ser ronstruo.
Canguro: Españolización del término kangaroo, que en realidad no es puramente inglés, sino que es una palabra del idioma aborígen de australia que significa ¿Que dices? La explicación está en que cuando en el siglo XVIII y XIX los ingleses colonizaban australia descubrieron un animal extraño que nunca habían visto. Y preguntaban a los aborígenes ¿Cómo se llama? Como los aborígenes no sabían inglés respondían ¿Qué hablas aguelo?, no me entero de ná o ¿Qué dices pisha? (Cangarú).
Dentro de poco deberíamos hacer una actualización de la etimología de ciertas palabras ronstruenses, que también tiene lo suyo en cuanto absurdo.
Espero que al menos me haya leido el nota-kun. Un saludo a todos los ronstruos espirituosos.

3 comentarios:

elnota-kun dijo...

Pues sí, lo he leido yo al menos ^_^
Que interesante. Me ha hecho mucha gracia sobre todo la de Craso ¡pero que tonto! XD. La de Canguro sí la conocía, y Merdellón también, pero son muy curiosas.

En fin, he mirado el blog con el objetivo de ver que no se actualizaba, y mandar un correo a la gente para que lo visite por lo menos (Aunque no escriban temas, los demás podrían dejar por lo menos algún comentario, que da tiempo de sobra mientras se está bajando un capítulo de Naruto o un video de educativo de Rubias19... XP ). Por lo menos me he alegrado de leer este post, así que uno menos al que le tengo que mandar el correo diciendo que visiten el blog :P

Un saludo a quien lo lea!

lucykline0955 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

elnota-kun dijo...

¡Que no! ¡Que no nos timas, guiri absurdo! ¡Que en tu página de citas guarrillas no se va a meter nadie, que seguro que tiene un filtro anti-"es el cumpleaños de un amigo" y no nos dejan ni entrar!

Ir Arriba