¡Suscríbete! RSS / email

MÚSICA MAESTRO (1)

Hoy vamos a aprender un poco de música, ese arte ancestral que aparece en todas las culturas de la humanidad. Como ya dijo Raúl entre gestos de admiración, hubo algún espécimen anterior al homo sapiens sapiens que se dió cuenta que está bien eso de hacer golpes con un ritmo determinado, o que soplar por algunos lugares y crear un sonido es algo divertido. Desde entonces la música ha ido evolucionando a través de los milenios, y se ha construido a su alrededor todo un armazón científico. En este post vamos a hablar de ese armazón científico.



1. Escalas musicales.

La música se compone de sonidos y silencios emitidos de forma acorde dentro de un tiempo concreto. De forma más académica la música básicamente es melodía, armonía y ritmo. La melodía es lo que silbamos o cantamos de cualquier canción, su parte central. Hay algunas piezas que pueden tener diversas melodías mezcladas (aunque eso casi no ocurre en música popular). La armonía es el juego de acordes por los que pasa la melodía, y que sirven para realizar el acompañamiento. El ritmo es la definición temporal de las notas de la melodía y su repetición cíclica, teniendo diferentes partes fuertes y débiles en un compás, que es la medida de tiempo unificadora.

La música se basa en sonidos, y éstos se componen en:

Timbre (El mismo sonido lo puede reproducir un violín o una guitarra, no obstante se aprecian diferentes. Esa diferencia viene por los distintos timbres de los instrumentos)

Duración (Lo que dura la nota tocando)

Intensidad (Lo fuerte o flojo que se escuche)
Frecuencias. La frecuencia de un sonido se puede medir numéricamente, y viene determinada por el número de ondas que emite en un tiempo ese sonido. La frecuencia determina si el sonido es más agudo o más grave. Para los humanos hay una escala de frecuencias perceptible, habiendo sonidos muy agudos o muy graves que no los podemos apreciar. Pero aunque tienen límites los sonidos (desde el punto de vista de la frecuencia) que podemos escuchar, entre los límites superior e inferior las frecuencias existentes son infinitos. Musicalmente cada frecuencia sería una nota, por tanto existen infinitas notas. Ante esto ¿Qué frecuencias y distancias entre ellas establecemos como notas musicales? Hace mucho tiempo (no se sabe cuánto), se descubrió que hay algunos sonidos que se perciben como iguales pero con diferente nivel de agudo o grave (distinta frecuencia). La relación entre estos dos sonidos viene determinada por la duplicación de la frecuencia. Así que si un la tiene como frecuencia 440 herzios, 880 herzios va a ser otro la pero más agudo. 220 Hz será un la más grave que los dos anteriores. Entre esa nota y su igual en grav y agudo ¿Cuántas notas metemos?, ¿Cuántos herzios subimos para que se considere otra nota?

La respuesta a esta pregunta es la escala musical. Diferentes culturas han establecido distintas respuestas al mismo problema, creando así diferentes escalas musicales. Los chinos establecieron que entre una nota y su igual superior hay cuatro notas más. Su escala se compone por tanto de 5 notas (pentatónica). La división entre estas notas no es idéntica, hay mayor diferencia de frecuencia entre la tercera nota y la cuarta y la quinta y la primera que entre el resto. La música India y árabe estableció una escala musical más flexible que la china o nuestra escala, con una subdivisión entre diferentes notas mayor.

Nuestra escala, la occidental, que es la que utiliza desde Mozart o Bach hasta Metallica o el Fary, y es la que nos interesa se compone de siete notas (heptatónica). Sin embargo la división que hay entre una nota y su igual superior es 12 fracciones proporcionales. En realidad la escala occidental se compone de 12 notas de las cuales, según el caso, se van a utilizar 7 en concreto. Los tonos son una terminología que hace referencia al aumento o descenso de frecuencia de una nota a otra. Entre un la y otro hay 6 tonos de distancia. Si dividimos un tono entre dos nos aparecen dos semitonos. Por tanto entre un la y el siguiente hay 12 semitonos (que son el total de las notas que existen en la cultura occidental: Do, Do#, Re, Mib, Mi, Fa, Fa#, Sol, Sol#, La, Sib y Si). No obstante de esta división en 12 semitonos, las escalas sólo se construyen con 7 notas, por lo que vemos que no podemos realizar una división proporcional. Tenemos que realizar un reparto irregular de 7 notas entre 12 semitonos. Los repartos más importantes realizados son el de la escala mayor y el de escala menor.

Escala mayor:
Do Re Mi Fa Sol La Si Do (Notación latina)
C D E F G A B C (Notación anglosajona)
0 +1 +2 +2.5 +3.5 +4,5 +5,5+6 (Diferencias en tonos con respecto al Do
primero, expresada en semitono sería el doble)

Escala menor:
Do Re Mib Fa Sol Lab Sib Do
C D Eb F G Ab Bb C
0 +1 +1.5 +2.5 +3.5 +4 +5 +6

Si cambiamos la nota de partida tendremos otras escalas con otras notas, pero la relación de tonos siempre va a ser la que aparece aquí. Aunque se utilizan algunas notas de apoyatura que no están dentro de las 7 notas básicas, o que en mitad de una canción la armonía puede variar y hacer que pasemos de una escala a otra distinta, el conocimiento de estas 7 notas y su relación es básico para entender la música.

Si os interesa el tema seguiré posteando al respecto. Lo próximo sería algo de lectura musical y construcción de acordes.

Un saludo a todos los ronstruos.

PD: Perdón Miguelboy por el tocho


2 comentarios:

elnota-kun dijo...

Joper, que bien escrito y explicado, aunque al poco de leerlo se me han olvidado la mitad de las cosas y me he enterado más o menos lo mismo que de las Supercuerdas, pero la verdad es que está realmente interesante... ¡bien por joapain, el profe de música!

DominicZe dijo...

Quiero más conocimiento!!!!
Postea juapain!

Ir Arriba