¡Suscríbete! RSS / email

Mitología

Después de tanto leer sobre dragones y anillos variados, resulta que decidí probar a leerme algo más culturizante. Recordando que a mi hermano le habían regalado unos libros sobre mitología griega y romana me interesé por aprender algo más sobre estas tradiciones filosóficas y culturales que tanto han calado en nuestra sociedad, y cuyos mitos muchas veces sólo conocemos por las películas de Disney y los telefilmes del sábado por la tarde.

Así que con gran interés acabo de comenzar la lectura de este libro no demasiado extenso, que promete narrar los más importantes mitos de estas culturas con claridad y sencillez, así como para dar una visión general de todo este entramado de dioses, héroes y monstruos.

La verdad es que estoy aprendiendo cosas, por ejemplo, que la escatología está muy presente en todas las culturas y mitos existentes. No, no me refiero a comer patatas+dulces+palomitas+batidos y luego tener que afrontar las consecuencias de una mala digestión. He aprendido que la escatología es una palabra que puede tener dos acepciones, dependiendo de la raíz griega de la que provenga (fuente: RAE). Curioso que la escatología se refiere a las historias y mitos que hay sobre como será el fin del mundo. Por ejemplo, en el Cristianismo, el libro del Apocalipsis sería una escatología. Siempre se aprenden cosas nuevas.



La siguente cosa que me ha sorprendido de lo poco que he ido leyendo es que yo pensaba que Zeus era el primero, el padre de todos los dioses y tal y cual, cuando realmente antes que el hubo más dioses que sí que fueron los primeros. De hecho fueron Gea y Urano (Tierra y Cielo) los primeros, que engendraron a todos los demás dioses que vinieron después. De aquí sale en ciento y la madre (no entiendo como unos hermanos pueden ser tan diferentes), porque los hijos de Gea y Urano se parecerán en el apellido, porque en lo demás, no tienen mucho que ver: los hay monstruosos, con cien brazos y cien manos, o también los cíclopes y los titanes. De estos últimos hay también unos cuantos, cada uno con su nombre, y yo conocía que estaban enfrentados a Zeus, pero no sabía por qué.

Pues bien, resulta que uno de los titanes, Crono, es un chungo con ansias de poder que se enfrenta a su padre Urano y lo destrona, y destierra a toda la peña al abismo. De la sangre derramada de Urano sobre Gea nace un montón de seres variopintos (furias, diosas vengativas que presiguen a quien ha cometido crímenes de sangre contra su familia; también nacen gigantes, ninfas...).

Pero vaya tela vaya tela, que Urano no sangraba por cualquier lado, porque resulta que el buen amigo Crono, después de haberlo destronado, lo castró (sí, así, tal como se lee), y resulta que los genitales de Urano cayeron en Gea, en el mar, de lo cual se produjo un estupendo nacimiento: Afrodita, o Venus, como querais llamara. La diosa del amor. Muy fuerte, yo eso no lo sabía. Curioso. Raro, pero interesante.

Crono y su esposa Rea tuvieron varios hijos. Pero Crono, viendo lo que él mismo hizo a su padre, no se fiaba ni de su sombra, y ordenó a Rea que le entregara a sus hijos, y se los comió (¡que malapiposo!). Pero Rea ideó un plan para que dejara de comerse a sus hijos, y en el caso de Zeus, en vez de entregarselo a su padre, le entregó... ¡una piedra! ¡lo engañó y Crono se comió una piedra en lugar de a Zeus!. Total, que cuando Zeus es mayor, se alza contra Crono, libera a sus hermanos que estaban en la barriga de Cronos y todo el mundo contento, menos los que son desterrados y todo eso -Crono y los Titanes-, pero bueno, no se puede ganar siempre.

Y luego ya no he avanzado mucho más en mi lectura, pero la línea general es una serie de luchas por el poder, nacimientos de abominaciones (todo tipo de criaturas monstruosas nacidas de las maneras más retorcidas), incestos, adulterio divino y un largo etcétera. Vaya, que para ser dioses, tenian poco cuidado con lo que hacían.

Me llamó mucho la atención la historia de algunos seres mitológicos, como el Minotauro por ejemplo. Todos los demás bichos -Esfinge, Equidna, lamias, ave fénix, pegaso, grifos, centauros, Cerbero...- tienen una historia más o menos bonita, o al menos, no tan rara como esta. Pues bien, para los que no lo sepais, Minotauro viene de Minos, es decir, que es el toro de Minos. Hace referencia a un hermoso toro blanco que se le entregó a Minos, un Rey, para que lo sacrificara en nombre del dios Poseidón. Pero el toro era tan hermoso que no quiso sacrificarlo, y ofreció a otro toro en su lugar. Hay diferentes versiones, pero en todas ellas, por una u otra razón, Psífae, mujer de Minos, resulta que desarrolla una tremenda atracción por el toro (supuestamente es un castigo que realiza Poseidón, o algún otro dios), así que resulta que a la tipa le mola el toro (muy fuerte), y se lo intenta ligar (extra fuerte), pero claro, el toro pasa de ella, así que recurre a un ingenio inventado por Dédalo (el que siempre sale en los crucigramas) consistente en una vaca de madera (que pena que esto no tenga emoticonos, podría uno muy raro ahora mismo), y así, con su disfraz de vaca, consigue ligarse al toro y el resultado, imaginaoslo: se llama Minotauro, y tiene su residencia en un estupendo laberinto diseñado también por Dédalo (que inventor tan todoterreno) para que no se escape...

Pues sí, es cultura, está muy interesante y se pueden aprender cosas que todavía en nuestros días tienen una tremenda influencia en nuestro mundo y nuestra forma de vida, desde el cine, teatro, museos, autodeginidos, etc., pero la verdad es que por cada historia bonita hay 20 extravagantes y bastante raras. En definitiva, que leyendo estas historias uno se culturiza y sabe más sobre las tradiciones ancestrales en que se basa nuestra sociedad, pero lo que no entiendo muy bien por qué estas historias (algunas de ellas bastante enfermizas) son mejor que la Dragonlance.... ;)

¡Un saludo! ¡Perdón por el tocho!

2 comentarios:

Joapain dijo...

Hala, acabo de descubrir este post tan interesante. Resulta, que no había visto que había uno antes de lo del chiki-chiki definitivo.

La verdad es que la mitología es muy interesante. A mí me lleva llamando la atención desde que me leí a los 14 "el vellocino de oro" de Robert Graves (el escritor de Yo, Claudio), que es un pedazo de libro. La griega es todo un referente de nuestra cultura, pero es gigantesca, hay unos árboles genealógicos de dioses, héroes y monstruos que son interminables. Lo gracioso es que el conocimiento pormenorizado de todos esos datos eran considerado el paradigma de la cultura hace unos siglos. Si os fijáis autores como Shakespeare, Góngora o Lope de Vega pueblan sus textos de referencias cultas, sólo entendibles si se conoce bastante las leyendas clásicas. Incluso autores más modernos como Oscar Wilde han dejado claro en sus textos la pasión por estas historias.

La verdad es que el caso de la mitología griega es un caso muy particular dentro de la mitología universal. Si bien de forma comparada la mayoría de mitologías del mundo tienen elementos comunes y muy parecidos (La cosmogonía es curiosísimamente parecida en casi todas las leyendas, así como la contraposición del bien y el mal, el paso de las almas por el mundo posterior, conceptos más o menos parecidos al cielo e infierno, etc.), la mitología griega tiene un elemento único: Es la unión de religión, arte y filosofía. Es religión porque la gente adoraba a esos dioses. Es arte porque los escritores inventaban nuevas historias basándose en los arquetipos legendarios, arquetipos que siguen utilizándose aún hoy en día. Y también es filosofía porque las leyendas se utilizaban y variaban para expresar ideas y metáforas filosóficas.

Personalmente prefiero el resurgimiento de lo pagano en el arte del renaciemnto y las leyendas clásicas a la mitología cristiana, que es la que en mayor medida ha construido nuestro mundo actual (y tiene tela que haya determinado nuestra visión del mundo durante más de una decena de siglos). Si leeis la biblia contada para pasotas, cómic del jueves donde se cuenta en clave de coña algunos de los pasajes bíblicos más importantes, posiblemente estaréis de acuerdo conmigo a que es mucho más interesante la historia de los adúlteros y "humanizados" dioses griegos que las tribulaciones de una serie de desgraciados favoritos del dios único y de la mala leche que tiene éste último.

Hala, esperando que esto último no haya ofendido a ningún creyente (no es mi intención), sólo me queda desearte nota-kun que sigas leyendo ese libro, y que compartas con nosotros las nuevas cosas que vayas aprendiendo. Un abrazo.

PD: Qué ganas de jugar al Mythos da este post.

elnota-kun dijo...

¡Que me da algo! ¡Vaya pedazo de comentario!¡Si eso se merece un post entero!

Pues nada, a ver si sigo leyendo y comento por aquí mis impresiones.

¡un saludo a todos!

Ir Arriba