¡Suscríbete! RSS / email

¿Por qué hay que ver Scrubs?

Últimamente me he enganchado a una serie de televisión que yo no conocía pero que me ha sorprendido gratamente. Es una serie que trata sobre médicos y hospitales, pero en clave de humor, con capítulos cortitos (20 minutos) y donde sobre todo, lo que más destaca, son sus personajes.
Todos los capítulos se desarrollan en un número limitadísimo de escenarios: hospital, piso de los protas y, de vez en cuando, algún escenario externo (bar, restaurante, parque...). La serie trata sobre un grupo de médicos novatos que empiezan a trabajar en un hospital. Va contando su evolución como personas y como trabajadores, pero de una forma tan sutil y tan en clave de humor que no te das ni cuenta de que en el fondo te están contando algo interesante.

Cada personaje tiene una personalidad muy marcada y peculiar, y son realmente divertidos y agradables en cuanto los conoces un poco. Aunque la temática es hospitalaria, cabe destacar que no se parece nada a House o similares, puesto que, aunque aparecen muchos pacientes, y les hacen sus pruebas y tratamientos, lo realmente interesante no es qué dolencia tienen, cómo los curan ni nada (es bastante secundario), sino que toda la temática se centra en cómo afecta la experiencia diaria (positiva o negativa) a los protas. Todo esto marcado por la voz en off de uno de los médicos (JD, se podría que decir que es el personaje principal) donde va reflexionando y aprendiendo sobre lo que va sucediendo en el capítulo.

Como serie de humor que es, no faltan los chistes, situaciones absurdas, personajes que meten cizaña entre ellos de forma de lo más cómica posible y, lios y más lios amorosos entre bastantes de los personajes y, sobre todo, mi favorito: la visión directa de la mente de los sujetos cuando se imaginan algo absurdo. Por ejemplo cuando dos de los personajes se creen que son los médicos más cracks del mundo, esto es lo que se le spasa por la cabeza (ver foto). Se imaginan en plan estrellas horteras del rap o algo así, con todo lujo de detalles (obviamente en foto pierde toda su gracia, pero sirve para hacerse una vaga idea).

Este tipo de bromas visuales que sirven para divertir y relajar son de lo más refrescante de la serie. A mi personalmente me parecen de lo mejor, junto con las larguísimas conversaciones entre los personajes que se caen mal y se meten constantemente unos con otros.

Y, sobre todo, lo que me parece más interesante y que ya he comentado un poco: a pesar de ser una serie de ficción y de humor, los capítulos suelen acabar con la voz en off de JD (el del sombrero blanco en la foto) comentando y reflexionando sobre lo que ha ocurrido en ese capítulo, que muchas veces tiene un trasfondo algo serio sin dejar de lado el humor, y te hace darte cuenta de que has aprovechado el tiempo, ha merecido la pena ver el capítulo y merece la pena verte uno más antes de dormir.

Un saludo, y para el que la quiera, que me la pida. (Actualmente hay 6 temporadas; la 7 está en emisión, creo).

¡Saludos!.







1 comentario:

DominicZe dijo...

Jajaja, empezé a ver la serie hace un par de dias, y coincido 100% con la opinión de nuestro blogero XD. La serie está sensacional, y las caidas de los personajes estilo gota de manga... es brutal XD.

Ir Arriba