¡Suscríbete! RSS / email

EPISODIO II: El retorno del enano sin detalles



Un buen día, el sol brillaba y nuestro amigo el enano se despertó con gran entusiasmo. Quería cambiar aquella imagen que los demás tenían de él y que tanto daño le había causado. Había de hacer algo para burlar su destino: el ser recordado por los siglos de los siglos como aquel “enano sin detalles”. Fue a casa de una vieja amiga costurera y le encargó una nueva vestimenta. Cuando terminó su obra, el enano quedó sorprendido de la originalidad de la misma e inmediatamente se vistió con aquellas prendas: calcetines de deditos a rayas, falda de cuero y sujetador. Desde entonces, pasó a ser “el enano sin detalles feminito”

4 comentarios:

Khamlita dijo...

Autocomentario: que mala piposaaaaaaa!!!

DominicZe dijo...

uhhh, falda de cuero, sujetador??? yo creo que tengo un amigo que se parece al enano sin detalles feminita, y ademas creo que se olvida de los frenos de manos XDDD

Joapain dijo...

Uf, es verdad lo de malapiposa. Yo no se si es mejor que el enano no tenga detalles a que tenga estos...

Luco dijo...

Menos mal que mido 1,80 que sino el enano sin detalles podria ser yo jajajajaj.

Ir Arriba