¡Suscríbete! RSS / email

Nociones sobre sistema endocrino

El sistema endocrino es un conjunto de órganos y tejidos que se encargan de producir y liberar al interior del organismo una serie de sustancias -hormonas- para regular distintas funciones fundamentales para el organismo.


Hipotálamo e hipófisis

Constituyen dos centros principlales para el control de la producción o inhibición de las hormonas que regulan ciertas funciones. La interacción de hipotálamo e hipófisis da lugar a tres ejes neuroendocrinos, organizados jerárquicamente, de manera que el hipotálamo estimula a la hipófisis, que a su vez, estimula a una glándula periférica, que produce su hormona. Los niveles en sangre de esta última hormona, así como otros estímulos, son los que inhiben la producción por parte de los centros superiores (hipotálamo e hipófisis). Ver esquema:

ESTÍMULO > HIPOTÁLAMO > HORMONA 1 > HIPÓFISIS > HORMONA 2> GLÁNDULA PERIFÉRICA > HORMONA 3 > INHIBICIÓN DE HIPOTÁLAMO E HIPÓFISIS



Ejes neuroendocrinos principales

A) Hipotálamo-adenohipófisis-corteza adrenal
B) Hipotálamo-adenohipófisis-gándula tiroides
C) Hipotálamo-adenohipógisis-gónadas

Por ahora nos centraremos sólo en el primero de los ejes.


A) Hipotálamo-adenohipófisis-corteza adrenal

Se entiende por adenohipófisis la parte frontal (anterior) de la hipófisis. Esta zona produce una serie de hormonas que actuarán en los órganos adecuados para dar lugar a la respuesta deseada.

En cuanto a la corteza adrenal, hace referencia a la zona externa de las glándulas adrenales (suprarrenales), que se encuentran situadas encima de los riñones. La parte interna sería la médula.

La corteza adrenal produce tres tipos de hormonas:

  • Las hormonas glucocorticoides -corticoesteroides- (como el cortisol) mantienen el control de la glucosa (azúcar), disminuyen (inhiben) la respuesta inmunitaria y ayudan al cuerpo a responder al estrés.
  • Las hormonas mineralocorticoides (como la aldosterona) regulan el equilibrio de sodio y potasio (principalmente para elevar la tensión arterial).
  • Las hormonas sexuales: afectan el desarrollo sexual y la libido.

La secreción de aldosterona depende de los niveles de sodio en sangre y también de la hormona angiotensina II, que se libera al plasma sanguíneo en caso de necesidad.

La producción de cortisol y de las hormonas sexuales depende del control de la adenohipófisis.

La adenohipófisis produce hormona adenocorticotropa (ACTH) con una cierta ritmicidad a lo largo del día, alcanzándose los niveles más altos por la mañana y los más bajos por la tarde. Esta producción depende de múltiples factores: nivel de cortisol en sangre, liberación del factor de liberación de la ACTH, el CRF, que se activa debido a hipoglucemia, dolor, ansiedad, estrés...

Por lo tanto, el esquema sería el siguiente:

ESTÍMULO> HIPOTÁLAMO> CRF > HIPÓFISIS> ACTH > GLÁNDULAS SUPRARRENALES> GLUCOCORTICOIDES > INHIBICIÓN DE HIPOTÁLAMO E HIPÓFISIS (por diversos factores).


Acción de los glucocorticoides

1) Inhiben el almacenamiento de glucosa aumentando la producción de glucagón en el páncreas. Esto es para elevar el nivel de glucosa en sangre, es decir, de reservas energéticas listas para ser utilizadas.
2) Estimula la formación de glucosa en el hígado. (Misma función que lo anterior).
3) Estimula la degradación de proteinas en los tejidos, sobre todo en el músculo. (También son fuente de energía).
4) Facilitan la liberación de ácidos grasos a la sangre para que puedan ser usados por los tejidos como fuente de energía alernativa.
5) Ejercen acciones antiinflamatorias.
6) Reducen la respuesta del sistema inmune. (Esto hace que uno de las aplicaciones médicas de los glucocorticoides sea para prevenir el rechazo de órganos transplantados o el tratamiento de alergias).

-> Como se aprecia, se obtiene energía de diferentes fuentes: principalmente la glucosa, pero también de los ácidos grasos, e incluso destrujendo parte de tejidos (sobre todo, músculo).


Alteraciones por exceso o déficit de hormonas de la corteza suprarrenal:

1) Enfermedad de Cushing: Se debe a una aumento mantenido en la producción de corticoesteroides. En muchos casos se debe a un exceso de producción de ACTH en la hipófisis (principalmente por un tumor adenohipofisario). También puede aparecer la enfermedad como consecuencia de los efectos secundarios por tomar corticoides de forma prolongada.

Puede producir diversos signos y síntomas: acumulación anormal de grasa en cara, hombros y tronco, los músculos adelgazan (se atrofian), vellosidad anormal, alteraciones psicológicas (depresión, irritabilidad, falta de memoria, falta de concentración, alteración del patrón del sueño...). La disminución de los niveles de cortisol mejora los sintomas mentales.

2) Enfermedad de Addison: Es el caso contrario al Cushing. En este caso, se produce por descenso de los niveles normales de las hormonas corticoesteroides. Lo más frecuente es que aparezca como consecuencia de un proceso autoinmune, hemorrágico o infeccioso que destruya la glándula adrenal.

Aparece debilidad, fatiga y pérdida de peso, náuseas, vómitos, fuerte apetito de sal, hipertensión arterial, piel oscura o manchada, trastorno mental (paranoia, irritabilidad, agitación, pérdida de memoria, desorientación...). La falta de cortisol puede llevar a demencia. Se suele tratar con glucocorticoides y mineralcorticoides.




Y para terminar....

Cortisol y estrés:

Una de las respuestas características a las situaciones de estrés es el aumento de la liberación de glucocorticodides. Es una forma que tiene el organismo de prepararse para afrontar situaciones potencialmente peligrosas. Esta respuesta funciona bien a corto plazo (favorece que el organismo esté activo y alerta, listo para la acción -sobre todo de tipo físico-), pero si la situación se prolonga en el tiempo, el mantenimiento de esta respuesta provoca desgaste en el organismo y un descenso de las capacidades del individuo (irritabilidad, falta de concentración, agotamiento físico, depresión del sistema inmune...). Además, es un mecanismo inadecuado si la situación no precisa de un elevado nivel de alerta y activación física.

El estrés en sí no es una enfermedad, pero incrementa la probabilidad de aparición de enfermedades (cardiovasculares, gastrointestinales -úlceras-), diabetes...

Por tanto, también en un estado de enfermedad, el estrés asociado al padecimiento de la enfermedad actúa como un mecanismo que favorece el mantenimiento de nieveles elevados de cortisol, lo que provoca a largo plazo todos los efectos adversos referidos anteriormente, incluyendo la menor eficacia del sistema inmune. Esto hace que en ciertas enfermedades prolongadas el estado de ánimo sea un factor con cierto peso a la hora de mejorar la patología, o, al menos, de no empeorarla más, puesto que un estado depresivo favorecerá la disminución de la actuación del sistema inmune, empeorando el curso de la enfermedad.




Pfff creo que esto es un lio bastante denso, así que por ahora lo dejaremos aquí, y lo retomaremos más adelante si es necesario. Al menos ya sabemos algo más para cuando en House hablan de Cushing, Addison o de ciertas cosillas comentadas por aquí.



Fuente: Internet (wikipedia, medline plus...) y apuntes de la Universidad de distinta procedencia.

¡Saludos!

8 comentarios:

mairim dijo...

muy interesante el articulo pero como diria alguien que conozco: esto pa que?. Me he perdido alguna conversación que deberia de saber?. Saludos Saluditos

fry dijo...

El articulo es para Joapain (aunque no lo puede leer pq no tiene internete...). Es pq el otro dia le dio por leerse un tocho de enciclopedia médica a altas horas de la madrugada...

mairim dijo...

ahhh!!!! vale es que no veía ningun tipo de relacion con nada. Gracias por la explicación.Por cierto yo quiero tb el muñecajo. gracias

fry dijo...

Si te refieres al muñecajo versión South Park que sale al lado del comentario (aunque sólo se ve en la página de comentarios, no en la principal del artículo), tienes que ser tú misma la que suba tu imagen a tu perfil de blogger...

PD: los demás dias no, pero hoy yo también me aburro...

Joapain dijo...

Muy interesante. Addison es una de las que le gustaba decir a Cameron para ver si colaba, además del lupus. El problema de este tema es que es complicado entender la interrelación entre glándulas.

Muchas gracias, fry

Anónimo dijo...

Es un artículo muy interesante aunque poco ilustrado.

fry dijo...

Gracias por leerlo. ¿A qué te refieres con "poco ilustrado"? A que tiene pocas ilustraciones (dibujos) o a que es poco ilustrado (culto,inteligente...).

Sea cual sea la acepción del término, la verda es que esto era sólo para intentar explicar a unos amigos un poco sobre la enf. de Adisson, Cushing, etc. Tenía la intención de continuar el artículo, puesto que es un resumen muy corto, pero, la verdad, creo que resultaría demasiado denso, y que tampoco soy ningún especialista ni mis lectores habituales van a aguantar tanto texto...

¡Saludos!

Ro dijo...

fry, aterricé en tu blog buscando información para un cuento que estoy escribiendo y lo cierto es que me quedé un rato leyendo y curioseando, me gusta tu blog por ingenioso, limpio, ordenado e "ilustrado"=en los dos sentidos jejejeje
Me gusta escribir, asi que una vez que la luna asoma en el horizonte, no dejo de teclear hasta que un cuento, o dos, o tres, toman forma... mi blog: http://brujacurandera.blogspot.com
¡hasta otra!
Ro

Ir Arriba